Qué Hacemos

LA ASOCIACIÓN DE SCOUTS DE VENEZUELA ESPERA LOGRAR LA PREPARACIÓN DEL JOVEN PARA UNA VIDA MEJOR, PARA LO CUAL

Busca lograr en el niño y el joven la aceptación voluntaria de una escala de valores, que entraña las siguientes dimensiones, sin implicar que son parcialidades, y por el contrario son una integridad indivisible:

RELACIÓN CONSIGO MISMO

Esperamos lograr la formación de un individuo consecuente, coherente, dando testimonio con el ejemplo del debe ser.
Un individuo capaz de aceptarse con sus propias características y autoestima, que le permita asumir la responsabilidad de desarrollar sus propias capacidades. Formar un individuo crítico, conocedor y cumplidor de sus deberes y derechos, con un proyecto existencial definido, y con suficiente voluntad y determinación para dar los pasos necesarios para progresar de acuerdo a su proyecto de vida.
Un individuo capaz de distinguirse por sus niveles de exigencia y su estilo de vida, lo cual debe resultar en un individuo correcto, probo, honesto, y capaz de influir en su entorno en la búsqueda de la excelencia.
En esa relación consigo mismo, el individuo trabaja en forma consciente para encontrar su propio camino.

RELACIÓN CON LOS DEMÁS

El Escultismo asume la premisa que en el camino para lograr un Ciudadano útil debemos estimular la actitud de servicio entre todos sus miembros.
Resaltamos el gentilicio, la cultura y nuestra identidad Nacional, los cuales nos son característicos. Partimos del principio que debemos conocernos globalmente para que en la relación de amistad, armonía y paz con el resto de los pueblos, tales particularidades sirvan de elementos enriquecedores de la relación de confraternidad y paz entre nosotros.
En este aspecto, el niño y el joven aprende a conocer la individualidad de los demás, a reconocer la divergencia de ellos, y es capaz de llegar a un consenso, sin perder su propia concepción de la vida.
La actitud de servicio debe integrarse a la naturaleza humana, por lo cual proponemos al joven y al adolescente una realización plena a través del servicio a los demás y con los demás, y una integración solidaria a su comunidad local, nacional e internacional.
Ello, unido a la formación de una conducta proactiva, para la solución de una cantidad importante de elementos, como pueden ser el respeto a los derechos humanos, la conservación del ambiente, la seguridad personal, y sobre los cuales debe actuar.
Buscamos formar un individuo con clara visión social, identificando y ejerciendo sus funciones dentro de su comunidad, y en donde trabajo y justicia son elementos básicos.

RELACIÓN CON EL MUNDO MATERIAL

El trabajo como formador del individuo es innegable, y el ser humano ideal debe ejecutarlo en armonía con el medio natural que le rodea. De allí que el Escultismo trabaja en el desarrollo de las habilidades y las destrezas que traen como resultado el desarrollo del intelecto, de la creatividad, de la inteligencia. Estas habilidades has significado el desarrollo y progreso del ser humano. El uso conveniente de la ciencia y la tecnología, como herramientas del hombre, deben estar destinadas a conseguir el camino a la excelencia y la búsqueda de los mejores resultados como producto del trabajo productivo.
Debemos formar al hombre para que sea capaz de dejar al mundo en mejores condiciones de como lo encontró.

RELACIÓN CON DIOS

Proponemos a los jóvenes la búsqueda de Dios, y el seguimiento de un modelo trascendente. Promovemos la creencia de la proyección de la vida, a través del Espíritu, por lo cual invitamos a todos los niños y joven a practicar la religión con la cual sienta su fe representada, aceptando los deberes que de ello se desprenden.
Nuestro Movimiento espera lograr que el niño y el joven estén en la búsqueda del bienestar espiritual, el sosiego y la paz interior, y con un comportamiento consonó con los preceptos de su fe.

LA ASOCIACIÓN DE SCOUTS DE VENEZUELA PARA LOGRAR SUS OBJETIVOS, UTILIZA EL MÉTODO SCOUT, EL CUAL ES

Un conjunto de elementos característicos de nuestras actividades, los cuales hacen que el Método Scout en Acción a aplicar sea educativo y atractivo para niños y jóvenes.
Tal como expresa el Artículo III de la Constitución Mundial, el Método Scout es un sistema de autoeducación progresiva, que implica el uso de:

LA PROMESA Y LA LEY SCOUTS

Tienen una orientación pedagógica profunda, dado que a través de la Promesa y la Ley Scouts el niño y el joven se establecen un patrón, unas normas de conducta y actitud ante la vida, proactivas y comprometidas con el bienestar de la humanidad, las cuales se obligará a cumplir de acuerdo a sus mejores esfuerzos para vivir en consonancia con ella.

APRENDIZAJE POR LA ACCIÓN

La metodología de aprendizaje a utilizar es la llamada Educación Activa. El Escultismo establece que el aprendizaje debe ser a través de la observación, la experimentación, y la actividad personal, explotando la tendencia natural de que el niño y el joven están dispuestos a hacer, más que a escuchar y a ver. Dicho enfoque nos permite el desarrollo integral, a través de las experiencias.

PARTICIPACIÓN EN PEQUEÑOS GRUPOS

La pertenencia a pequeños grupos es básico, dado que es el elemento socializador por excelencia, ya que en el grupo de iguales se establecen relaciones a nivel primario. Estos pequeños grupos identifican a sus miembros con los intereses que le son comunes. Facilitan el conocimiento de otras personas y facilitan el aprecio mutuo, la libertad y la espontaneidad, permitiendo que el control social se produzca naturalmente, proporcionando la atmósfera para que los niños y los jóvenes asuman positiva y activamente su proceso de transformación hacia la edad adulta. El pequeño grupo estimula y lleva al trabajo en equipo, al desarrollo de las capacidades individuales, en la búsqueda de los propósitos comunes.
El pequeño grupo facilita el descubrimiento y aceptación de la responsabilidad y los prepara para el autocontrol, colaborando en la formación del carácter, la adquisición de habilidades sociales y de otra índole, y de su capacidad para participar ejerciendo sus derechos y sus deberes.

VIDA AL AIRE LIBRE

La vida al aire libre es el medio ideal para las actividades Scouts. El niño y el joven desarrollan y armoniza su cuerpo, su salud, sus capacidades físicas, por cuanto son factores importantes para su futura calidad de vida.
Los desafíos que presenta la naturaleza estimulan la creatividad y rompen con los ritmos que la vida muy organizada impone. Las actividades al aire libre, dado los intereses y las necesidades de los niños y los jóvenes, son estimulantes y desafiantes.
La naturaleza es el escenario donde el individuo puede obtener una mejor comprensión de lo que significa la libertad y la forma de ejercerla armónicamente con el medio. En la naturaleza el niño y el joven comprenden lo importante de la vida, la interacción de todos los elementos que la componen, por lo que se involucra en actividades ecológicas, de mantenimiento de la armonía entre las diferentes especies animales, vegetales y con tierra y aire.
Los retos vencidos en la naturaleza en pequeños grupos, generan fuertes vínculos de relación y afinidad entre los miembros, lo cual posibilita una mejor comprensión de la vida en sociedad.
La naturaleza amplía nuestra comprensión de la figura del Creador, al ser la demostración de la obra de Dios.

PROGRAMAS PROGRESIVOS Y ESTIMULANTES

Cada individuo tiene una serie de características que le son propias, y el Escultismo reconoce dichas individualidades y adapta el Programa a las necesidades propias de cada persona. Todo el diseño que presentan los diferentes instrumentos de apoyo al Programa están en función de lograr un desarrollo armónico e integral, con retos constantes y adaptados a las edades cronológicas y mentales de los niños y jóvenes a beneficiar. Vela por la existencia de un programa rico en experiencias diversas, previstos para desarrollarse en todos los aspectos, y en donde el muchacho pueda obtener reconocimiento por el trabajo ejecutado, y los logros derivados de él.
En el Escultismo, el niño y el joven al tener una atención personalizada, al ser actor de su propio desarrollo y ver claramente su progresión personal, alcanza la satisfacción por el trabajo ejecutado, no por lo reconocido o lo prestigioso del mismo, si no como expresión de su capacidad creadora.

ADULTO FACILITADOR Y ESTIMULANTE

El adulto, referencia que facilita y estimula el trabajo, es un medio fundamental dentro del Movimiento Scout. Partimos de la base que el adulto involucrado, conoce la realidad de la juventud con la cual convive, y la de cada individuo en particular. Estimula su accionar independiente y vigila el cumplimiento de los objetivos de la propuesta educativa. Los adultos Scouts, están para servir a la niñez y a la juventud como apoyo, ayuda y orientación. Están para coadyuvar a la asunción de posiciones y a encontrar caminos que respondan a sus inquietudes.
El adulto, como miembro de la Hermandad Scout, también se adhiere a la Promesa y a la Ley como normas de vida, y se compromete con el logro del Objetivo y el Propósito Scouts.
Para asumir ese papel, el adulto debe ser conocedor del rol que debe jugar, lo cual implica que debe estar en constante actualización y crecimiento personal. Debe demostrar una disposición al servicio a toda prueba, en armonía con sus demás obligaciones dentro de la sociedad, con una visión clara del Movimiento Scout como lugar para servir a la niñez y a la juventud, y no para servirse de ellas.

PROYECTO EDUCATIVO DE LA ASOCIACIÓN DE SCOUTS DE VENEZUELA

Dado que cada niño, muchacho y joven es único, tiene capacidades únicas y oportunidades de vida únicas, no puede ser tratado uniformemente, ni la labor estar centrada en la enseñanza. El Escultismo, consciente de su papel, se autodefine como un proceso de aprendizaje en el cual cada individuo define las características de los pasos de su propio proceso y es capaz de alcanzarlos en comunicación e interacción con sus pares, y dentro de gran diversidad de individuos. Como plataforma necesaria para que el individuo sea capaz de participar en la vida adulta sin perjuicio de su propia personalidad y para beneficio de sus semejantes (individuos y colectividades), se considera que la Asociación de Scouts de Venezuela, al lado de las demás instituciones de la sociedad venezolana, debe lograr una formación que alcance los siguientes objetivos:

Desarrollo de lo Corporal

Contribuir a la adquisición y utilización armónica de conocimientos y destrezas sobre su propia corporalidad, que permitan al joven alcanzar una interacción feliz con el entorno.

Desarrollo de la Creatividad

Facilitar la valoración de las destrezas y conocimientos propios y uso de la tecnología, para la autorealización y para contribuir al desarrollo personal y del país, en su ambiente individual, laboral y colectivo, actuando en forma no repetitiva.

Desarrollo del Carácter

Actuar en forma libre e independiente de presiones de otros, con base en valores libremente asumidos y socialmente aceptables, integrándose a diferentes grupos humanos sin tener conflictos personales o sociales, por los diferentes roles que deba desempeñar.

Desarrollo de la Afectividad

Preparar al joven para que asuma su papel en la sociedad con equidad, respeto al prójimo, valoración de su propio sexo y del complementario, y con una conducta proactiva, con pleno ejercicio de sus derechos y deberes.

Desarrollo de la Sociabilidad

Facilitar las destrezas para desarrollar actividades en y por la sociedad a los diferentes niveles: barrio, ciudad, Estado, País, el mundo, con un uso apropiado de las normas que le rigen como venezolano, para contribuir a la paz entre los pueblos.

Desarrollo de lo Espiritual

Desarrollar conductas que sean testimonio de su Fe, donde sus intereses primordiales trasciendan sus necesidades inmediatas, para que estén al servicio del Ser Supremo, y beneficien a sus semejantes.

Desarrollo de la Conciencia Ecológica

Contribuir al desarrollo de actitudes que le permitan vivir en armonía con el medio ambiente, haciendo uso racional de los recursos que le provee, creando y manteniendo condiciones para la vida.

Desarrollo de la Identidad Nacional

Integrar al joven a su comunidad local, regional y nacional, a través de su identificación con las costumbres, símbolos y valores propios de la ciudad, Estado y Nación, demostrando orgullo por su pertenencia a estos.

Preparación para el Trabajo

Valoración del trabajo como medio para la expresión personal, para su propia trascendencia y para dejar el mundo mejor de como lo encontró.

flor de lis

 

iconos barra inferior-N-04
iconos barra inferior-N-03
iconos barra inferior-N-01
iconos barra inferior-N-05
iconos barra inferior N 02 iconos barra inferior-N-07

Licencia de Creative Commons

Asociación de Scouts de Venezuela

Rif: J-00066665-2

webmaster@scoutsvenezuela.org.ve